Hoy tenemos en nuestro #MarzoLúdicoFeminista un artículo de la Dra. en Game Studies Laksmy Irigoyen Regueiro sobre la representación que se hace de las mujeres en los videojuegos. Su punto de vista es especialmente valioso ya que se nutre de tres perspectivas a la vez: la académica, la de desarrolladora de videojuegos y la de gamer.

Laksmy Irigoyen Regueiro es doctora en Game Studies por la Universidad de Santiago de Compostela, habiendo publicado distintos artículos académicos sobre videojuegos y juegos de rol en diversos medios. En la actualidad trabaja como Game Designer y Level Designer en Gato Salvaje Studio. Además, colabora puntualmente con Todas Gamers y con Mola! bajo el seudónimo de La Nigromante.

Ocupando nuestro espacio: la representación de la mujer en los videojuegos

Dra. Laksmy Irigoyen Regueiro

En los últimos años hemos presenciado como las reivindicaciones feministas se han extendido a sectores que, sin sernos ajenos, son entendidos por la opinión pública como principalmente masculinos. El deporte, el rol, los cómics, los videojuegos y muchos otras actividades relacionadas con el ocio son reivindicadas también como nuestras y buscamos los mecanismos para que se reconozca nuestro espacio en ellas. Muchas voces arguyen que somos intrusas en estos sectores, cuando la realidad es que hemos estado ahí siempre, solo que hemos sido invisibilizadas por los medios de comunicación y los mismos aficionados. Para poder comprobarlo, solo debemos echar mano de las estadísticas: el porcentaje de mujeres jugadoras de videojuegos es de un 45% frente al 55% de los hombres, aunque últimamente estas cifras están creciendo hasta prácticamente igualarse. Actualmente, y gracias a mujeres valientes que se exponen públicamente, como Anita Sarkeesian, estamos reivindicando nuestro espacio y exigiendo una mayor (y mejor) representación en los videojuegos. En este sentido, hay que destacar el trabajo realizado por Todas Gamers, blog escrito por mujeres gamers que buscamos hacernos oír y mostrar que el mundo de los juegos no está formado solo por hombres. Y la cuestión es que esta realidad molesta. Esto se evidencia en los mensajes condescendientes, insultantes o vejatorios que, a raíz de mis colaboraciones en Todas Gamers, he recibido. Esto demuestra que aún falta mucho por avanzar, y que, a pesar de llevar toda una vida jugando, debemos pelear por nuestro espacio.

Esta situación es mucho más aberrante en cuanto hablamos de las mujeres que trabajamos en el sector, el cual es mayoritariamente masculino. Teniendo presente las estadísticas, podemos ver que dentro de la industria, solo un 11% de las trabajadoras somos mujeres, la mayoría en puestos administrativos. En algunas áreas es especialmente difícil encontrar representación femenina, como en los departamentos de sonido o programación, u otros trabajos que implican ingenierías. En ellos, los datos ofrecidos por Women in Games en 2014 indican que solo un 4% lo ocupan mujeres. Aproximadamente, un 16% de las artistas y animadoras son mujeres, mientras que en los puestos de game design somos un 11%. Por supuesto, estos datos arrojan una media mundial, pero no en todos los estudios ocurre esto. A este respecto, debo indicar que en el estudio de videojuegos en el que trabajo como game designer y level designer, Gato Salvaje Studio, no solo se busca una proporción de género igualitaria entre trabajadores, sino que, además, parte de los puestos de dirección están ocupados por mujeres. La existencia de estudios preocupados por la cuestión de género es una buena noticia y supone un paso importante para la igualdad y la normalización del sector. 

Pero todos estos datos y esta situación se ve agravada por la representación de la mujer en los videojuegos propiamente dicha. Un estudio realizado en 2012 sobre 669 juegos de los géneros RPG, FPS y acción mostró que el 51% poseen un protagonista exclusivamente masculino, mientras que solo un 4% tienen una protagonista femenina. El 45% restante permite a la jugadora elegir el género del protagonista. Por supuesto, los protagonistas masculinos son hombres blancos heterosexuales.

A este respecto, en los videojuegos, la mujer siempre ha tendido a ser representada como la víctima que debe ser rescatada, y en los que no ocurre esto, la tónica general es que a las protagonistas se las sexualice hasta lo imposible. Esto es porque los videojuegos siguen estando enfocados hacia los hombres, seguramente debido a que, como hemos visto en porcentajes, la mayoría están hechos por ellos, a pesar de que nosotras constituimos casi la mitad del mercado. De este modo, y teniendo en cuenta que existen honrosas excepciones, los personajes femeninos en los videojuegos siguen estando creados para la mirada del hombre, de manera que representan las fantasías de estos: la mujer como ser débil al que salvar, constituyéndose en un premio para el protagonista; la mujer agente pero sexualizada; o la mujer como apoyo del héroe, estando siempre a la sombra de este. En estos tres casos, el personaje femenino siempre se cosifica y es construido a través de los deseos masculinos.

Como se puede deducir por todo lo expuesto con anterioridad, la cuestión de la representación de la mujer en el videojuego debe ser resuelta desde tres frentes diferentes. El primero es la reivindicación como jugadoras, haciéndonos visibles en cuanto tales en las redes sociales, foros, en los streaming, blogs de juegos, etc. Debemos dejar constancia de que constituimos casi la mitad del mercado. El segundo es desde dentro de la industria. Aunque logremos ocupar nuestro espacio como consumidoras críticas con el producto, difícilmente estaremos representadas si los juegos siguen siendo hechos principalmente por hombres. Debemos, pues, ocupar puestos profesionales dentro del sector. Solo mediante los dos primeros puntos podemos conseguir el tercero: la representación de la mujer en el videojuego en cuanto tal.

Me gustaría acabar este artículo dejando constancia de algunos blogs y organizaciones de mujeres en videojuegos, tanto de jugadoras como desarrolladoras. Os animo a todas las que deseéis participar en alguna de ellas, que os pongáis en contacto. Estaremos encantadas que contar con vosotras.

Todas Gamers: Blog español de artículos sobre juegos escritos por mujeres

FemDevs: Organización de mujeres que estudian, trabajan o desean acceder al sector profesional del videojuego en España.

Women in Games: Organización internacional de mujeres que trabajan o desean acceder al sector profesional del videojuego.

Women in Games ESAsociación que promueve y da visibilidad a las mujeres desarrolladoras y jugadoras de videojuegos.

Feminist Frequency: Blog feminista en el que colabora Anita Sarkeesian. Aunque no es exclusivo sobre videojuegos, puede resultar de interés acceder a los vídeos de Sarkeesian sobre la representación de la mujer en los juegos.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Todos los derechos pertenecen a la autora del texto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *